Brócoli

Imprimir

El CULTIVO del bróculi ha experimentado una notable expansión en los últimos años, tanto en Europa como en América. Cada vez se consume más bróculi y menos coliflor, posiblemente debido a que el bróculi es menos flatulento que la coliflor y tiene un sabor que a muchos les resulta más agradable.

 

Propiedades e indicaciones

Entre todas las coles pertenecientes a la familia botánica de las Crucíferas, el bróculi destaca por ser una de las más ricas en proteínas, en calcio y en provitamina A (beta-caroteno) y vitamina C. Es también rico en potasio y bajo en sodio. Contiene, al igual que otras Crucíferas, elementos fitoquímicos sulfurados de acción anticancerígena. He aquí sus aplicaciones dietoterápicas más destacables:

 

·         Afecciones cardiacas: Por el escaso aporte calórico, por carecer prácticamente de grasas y sobre todo, por su optima relación con los minerales sodio y potasio, el bróculi es un alimento que resulta muy adecuado para quienes padecen de insuficiencia cardíaca en cualquiera de sus grados. Favorece la eliminación del exceso de líquidos retenidos en los tejidos (edemas), descongestionando así el sistema circulatorio y el corazón.

·         Obesidad y diabetes: Por ser muy bajo en calorías y azúcares, y por producir cierta sensación de saciedad, no debería faltar en la mesa de los obesos y diabéticos.

·         Afecciones cancerosas: Su gran contenido en beta-caroteno (provitamina A) y en elementos fotoquímicos, hacen del bróculi, al igual que de otras coles, un poderoso alimento anticancerígeno, cuya eficacia ha sido probada en numerosas investigaciones científicas.

 

  1. Cocinado de diversas formas, al igual que la coliflor. Debe hervir lo menos posible, con el fin de evitar la pérdida de sus propiedades durante la cocción.

  2. Los tallos tiernos se pueden comer crudos o ligeramente hervidos, en ensalada. Son muy sabrosos, recordando un poco a los espárragos.
2013. Todos los derechos reservados IICCA
Download Joomla Templates