Propóleo

Imprimir


 

El propóleo es rico en bioflavonoides y aceites esenciales, además de contener oligoelementos, vitaminas y aminoácidos.

 

Propiedades e indicaciones

Científicamente se le han demostrado 20 propiedades: es antibacteriano, antimicótico, anticolesterolémico, antiparasitario, antiinflamatorio, antioxidante, antitóxico, antialérgico, analgésico, anestésico, antituberculoso, antiviral, citostático, desodorante, epitelizante, estimulante de la inmunogenesis, fitoinhibidor, hemostático, hipotensor  y termoestabilizador.

Fundamentalmente es un magnífico biorregulador, rehaciendo la capacidad de defensa, funcionamiento y adaptación del organismo. Los oligoelementos justifican muchas virtudes del propóleo, pues -participando en procesos metabólicos, fermentativos y vitamínicos- contribuyen a la curación de estados anémicos, previenen la arteriosclerosis e incrementan la capacidad inmunológica del organismo.

Beneficios del propóleo para nuestro cuerpo:

  • Aparato circulatorio: El propóleo combina efectos vaso-dilatadores e hipotensores, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y normaliza la tensión arterial. Estos efectos se logran con el uso regular, no debiendo esperarse efectos mágicos en caso de crisis hipertensivas.

  • Vías respiratorias: Es un antibiótico de amplio espectro que no produce disbacteriosis y que se ha ganado merecidamente la fama de efectivo antigripal para catarros de las vías respiratorias altas, resfriado común, gripe de cualquier virus y cepa, sinusitis, otitis, bronquitis, asma bronquial, neumonía crónica, tuberculosis pulmonar.
  • Aparato digestivo: En este aspecto ejerce múltiples acciones: normaliza el peristaltismo intestinal, regula el apetito, ayuda a la regeneración de úlceras, es protector hepático y previene la parasitosis.

  • Estómago y colon: en casos de úlcera gástrica es de gran ayuda para combatir a la bacteria "Helicobacter Pylori" que se cree responsable de esta dolencia. Se han conseguido buenos resultados en algunos pacientes afectados por Diverticolitis, gastritis, enfermedad de Crohn y diarrea de candidiosis intestinal.

  • Dermatología: Su notable capacidad cicatrizante, desinfectante y antiinflamatoria lo hace indicado para heridas, quemaduras y afecciones de la piel. También resulta óptimo como fungicida (hongos) de amplio espectro.
    Es fantástico en la lucha contra las micosis u hongos de la piel. Las personas postradas mucho tiempo en la cama y con llagas o ulceraciones también se pueden beneficiar en gran medida.
    En las ulceraciones irritativas de los dedos de la mano, llamadas vulgarmente "alergia a detergentes de las amas de casa" se obtienen buenos resultados usando cremas a base Propóleo y Caléndula. También los sabañones mejoran mucho con la misma crema y la Psoriasis.


  • Acné: Frotar el área afectada con una gasa en la que se ha vertido cuatro gotas de tintura de propóleos.

  • Odontología: Incrementa la salud bucal por sus principios antisépticos, antibióticos y antiinflamatorios. Además estimula la generación de la dentina (esmalte dental) e impide la formación de caries y placa bacteriana. Buenos resultados en anginas, faringitis, laringitis, aftas bucales, Muguete y abscesos dentales.

  • Dolor de muela: Mojar una bolita de algodón con tintura de propóleos y colocarlo sobre el diente afectado. El dolor desaparecerá, en alrededor de veinte minutos.

  • Úlcera bucal o afecciones de garganta: Su acción antiinflamatoria y anestésica lo convierte en eficaz protector de la garganta y las cuerdas vocales. Realizar gargarismos con el contenido de tres gotas de tintura de propóleo en un vaso de agua tres veces al día. Después de realizar el gargarismo tragárselo.
    También se puede hacer frente a las infecciones respiratorias y afonías tomando una bebida preparada con un poco de zumo de limón y miel de calidad sin calentar a más de 37ºC, rebajado con agua, añadiendo tres gotas de propóleo y haciendo gárgaras antes de tragar. Es un potente antiséptico e inmunoestimulante. Hay que tener cuidado con los dientes, ya que deja una aspereza importante en ellos y durante unos días puede doler masticar si el limón ha contactado con los dientes.


  • Ginecología: las cándidas, llagas uterinas, inflamaciones vaginales y picazones suelen responder muy bien a los lavados de propóleo diluido en agua.

 

De acuerdo a su peso disolver el propóleo en medio vaso de agua tibia y endulzada con miel de abeja. Ejm. 60 kg = 60 gotas. Se recomienda tomar una sola vez al día y por la mañana.

2013. Todos los derechos reservados IICCA
Download Joomla Templates